Cómo se hizo - Manual Gestión Cultural

Todo proceso, todo resultado, tienen sus antecedentes y este MANUAL ATALAYA de apoyo a la gestión cultural no es una excepción. Aunque vio la luz en 2014 sus orígenes datan de 2004. En aquel año se preparaba el número 5 de “Periférica Internacional. Revista para el análisis de la cultura y el territorio” de la Universidad de Cádiz y en el seno de su Consejo Científico anidó la idea de desarrollar un manual de gestión cultural. Aunque el proyecto, como tantos otros, se apagó y no llegó a buen puerto, años después, el impulso del Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya, financiado por la actual Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía, permitió que aquella empresa saliese adelante.

El MANUAL ATALAYA de apoyo a la gestión cultural del Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya nació en 2014 de la necesidad del gestor cultural de trabajar con un documento básico que fije las bases de la profesión. Existían precedentes y aproximaciones, de calidad y valientes, entre las cuales se encontraban obras con vocación de guía profesional como el libro de David Roselló, “Diseño y evaluación de proyectos culturales”, los acercamientos conceptuales como el realizado por Pedro A. Vives en su “Glosario crítico de gestión cultural”, o bien trabajos de carácter práctico como los Estudios de casos de gestión cultural coordinado por el profesor Lluís Bonet. Todas ellas referencias importantes que despejaban muchas dudas e inquietudes de la profesión. Sin embargo, no disponíamos de una obra de vocación enciclopédica, que abarcara el máximo campo posible.

Su objetivo es ser un conjunto de herramientas destinadas a la formación de gestores culturales, tanto de quienes ya están en el ejercicio de la profesión como de aquellos que contemplan la gestión cultural como una opción profesional. El MANUAL ATALAYA ofrece herramientas para comprender qué es la gestión cultural así como para fijar sus lazos inexcusables con las políticas y con el concepto mismo de cultura. También nos describe las grandes líneas de trabajo de la gestión cultural, las cuales nos remiten a los instrumentos profesionales mismos y que se enfocan hacia la investigación y la evaluación.

El MANUAL ATALAYA 1.0 se estructuró en nueve grandes epígrafes o módulos que pretendían ir de lo general a lo más particular y concreto. Se trataba de descender de lo conceptual a lo instrumental adoptando un esquema clásico que creíamos adecuado para este tipo de manual.

Diversidad territorial, diversidad profesional y diversidad de enfoques fueron pues los componentes que aportaron una perspectiva enriquecedora a las casi mil páginas que componían aquel MANUAL ATALAYA 1.0.

Tomando como base su vocación de herramienta en actualización permanente de contenidos y continuamente atenta a la innovación y a las nuevas propuestas, el MANUAL ATALAYA de apoyo a la gestión cultural del Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya trazó en 2015 una segunda fase que llamaremos 1.1 y que expandió y desarrolló algunos contenidos abordados en su fase 1.0 a la vez que trataba nuevas materias y campos destinados a enriquecer tanto su programa como sus enfoques.

Este MANUAL ATALAYA 1.1 de apoyo a la gestión cultural del Proyecto Atalaya añadió, por tanto, nuevos capítulos al proyecto, lo cual permitió incorporar otro bloque específico a la estructura inicial, centrada en autores procedentes de Latinoamérica, los cuales contribuyeron a que esta segunda fase del Manual compartiera un espíritu de internacionalización que redunda en su diversidad, así como un apartado titulado en principio “Ideas para el siglo XXI” donde, desde un prisma más ensayístico, especialistas de talla internacional y nacional aportaron su visión del hecho cultural sobre temas de distintas perspectivas .

El espíritu abierto y de evolución que desde sus inicios marcó al Manual se plasmó en 2022 en una renovación plena del documento, que bautizaremos como MANUAL ATALAYA 2.0, y que partió de una detallada auditoría condicionada por su necesidad de actualización y realizada por agentes externos. Ello conllevó también una reestructuración de sus contenidos y apartados con la intención tanto de adaptarlos a las nuevas realidades culturales como de facilitar el acceso de sus usuarios.

Unos objetivos que el numeroso y plural equipo que dirige y confecciona este MANUAL ATALAYA DE APOYO A LA GESTIÓN CULTURAL espera haber conseguido.