7.3 Evalúate. Autocuestionario de calidad

por Pedro Canut Ledo

Cuando la evaluación de un proyecto se produce en la fase de diseño (ex ante), busca detectar su capacidad para el logro de los objetivos marcados. Ésta puede ser realizada por el propio promotor (gestor cultural) a modo de formulario de autoevaluación como el que se aporta. Pero éste, asimismo, puede actuar como guión de referencia al gestor cultural para el correcto diseño de un proyecto cultural.

Evaluación de proyectos

Un proceso de evaluación produce información que debe permitir la toma de decisiones para la corrección de aquellos aspectos de un proyecto que ayuden a mejorar su eficacia y eficiencia. Si esta evaluación se produce en la fase de diseño, previamente a su puesta en marcha (ex ante), buscará detectar la capacidad que posee el proyecto para el logro de los objetivos marcados. Ésta puede ser realizada por el propio promotor (gestor cultural) a modo de formulario de autoevaluación sobre la calidad del proyecto diseñado.

El uso de un cuestionario de autoevaluación como el que se presenta a continuación, debe servir a este fin, pero también puede actuar como guion de referencia al gestor cultural para el correcto diseño de un proyecto cultural.

Cuestionario

A. Diagnóstico y definición

1. Justificación del proyecto

El proyecto ha definido con claridad su finalidad. Sí / No

En el enunciado de la finalidad se hace referencia al entorno de actuación. Sí / No

En la finalidad se ha descrito con claridad el problema o necesidad que se pretende solventar con el proyecto. Sí / No

Se aportan razones que justifiquen la implicación del agente cultural en la atención a la necesidad o problema descrito. Sí / No

2. Análisis de contexto

Se ha realizado un análisis de contexto previo a la determinación de las actuaciones del proyecto. Sí / No

El proyecto delimita con claridad el lugar de intervención. Sí / No

El ejercicio de análisis describe con claridad aquellas características más relevantes del entorno. Sí / No

El análisis se ha centrado en los aspectos más vinculados a la realidad sobre la que se quiere trabajar. Sí / No

El análisis da información sobre la situación del sector cultural en el lugar. Sí / No

Se han tenido en cuenta y se aporta información sobre las dinámicas culturales más relevantes en el territorio. Sí / No

Se ha llevado a cabo un análisis de las instituciones culturales más relevantes y de sus políticas. Sí / No

Se han contemplado las actuaciones de otros agentes culturales en el territorio. Sí / No

Se ha llevado a cabo un análisis de otras políticas que intervienen en el territorio y en las problemáticas o necesidades detectadas. Sí / No

3. Antecedentes del proyecto

Se ha descrito cómo y cuándo surgió y evolucionó la idea del proyecto. Sí / No

Se ha presentado una motivación de la implicación del agente responsable. Sí / No

Se han identificado los agentes que intervinieron en el diseño de la idea inicial. Sí / No

Se han incluido los posibles antecedentes al desarrollo de la idea, si procede de un proyecto previo, o no. Sí / No

Se han descrito los proyectos e iniciativas similares que se han desarrollado por parte del agente o entidad promotora del proyecto. Sí / No

4. Promotor del proyecto

Se describen de forma proporcionada todos aquellos aspectos estructurales de relevancia del agente o entidad que tengan relación con el proyecto. Sí / No

Se lleva a cabo un análisis interno de la entidad a través de un método DAFO. Sí / No

Queda constancia de las capacidades de la entidad (recursos) y las posibilidades de gestión de la iniciativa. Sí / No

El proyecto define con claridad qué agentes intervienen en la gestión del proyecto y cuál es el papel de cada uno de ellos. Sí / No

5. Público objeto o destinatarios de la intervención

Se han definido correctamente los diferentes tipos de destinatarios del proyecto y sus características más relevantes (sociales, académicas, económicas, etc.) Sí / No

Quedan claros los distintos tipos de beneficio a obtener por parte de los destinatarios de la intervención. Sí / No

Se han especificado los diferentes niveles de intervención de estos destinatarios en el proyecto. Sí / No

B. Bases del proyecto

6. Objetivos del proyecto

El proyecto cuenta con objetivos tanto generales como específicos, o resultados. Sí / No

Los objetivos presentados son más concretos que la finalidad, y coherentes con ella. Sí / No

Los objetivos definen claramente la solución a la problemática o necesidad descrita en la finalidad. Sí / No

Los objetivos son claros en su enunciado, y no ofrecen dudas en su interpretación. Sí / No

Los objetivos definen una realidad alcanzable, cuya consecución es fácil de detectar. Sí / No

Los objetivos son compatibles entre sí, y no ofrecen contradicciones. Sí / No

Los objetivos permiten fijar elementos de medición para comprobar su consecución (indicadores). Sí / No

Los objetivos no contravienen los de la propia entidad, ni contradicen las dinámicas y políticas locales. Sí / No

Los objetivos no incluyen actividades para su logro. Sí / No

El proyecto contempla los riegos a los que se enfrenta para la consecución de sus objetivos. Sí / No

El proyecto ha definido los factores externos e internos que se tienen que dar para conseguir los objetivos. Sí / No

El proyecto ha previsto las condiciones externas necesarias para que se cumplan los objetivos específicos definidos o los resultados. Sí / No

7. Actuaciones

Se presenta un resumen sobre el contenido del proyecto, cómo se va a dar respuesta a los objetivos marcados, y qué estrategias se van a seguir. Sí / No

Se presentan las actividades del proyecto de forma individualizada. Sí / No

Las actividades programadas son coherentes con el contenido del proyecto y con los objetivos a los que van dirigidas. Sí / No

Las actividades aparecen vinculadas a cada objetivo a cuya consecución van destinadas. Sí / No

Las actividades son adecuadas para el tipo de destinatarios a los que van dirigidas, tanto desde un punto de vista de contenido como de ejecución. Sí / No

Las actividades presentadas son realizables y cuentan con un presupuesto lógico. Sí / No

El enunciado de las actividades no genera dudas sobre lo que se va a realizar. Sí / No

Las actividades aparecen jerarquizadas e interconectadas, conformando un cuadrante de actividades principales y secundarias. Sí / No

La formulación de las actividades es homogénea y no ofrece dudas. Sí / No

El proyecto ha definido aquellas condiciones que están fuera de su control para que se puedan realizar las actividades. Sí / No

C. Gestión y evaluación

8. Gestión y producción

El proyecto define cómo va a ser gestionado y por qué se ha elegido dicho modelo. Sí / No

Las actividades cuentan con un desglose de las tareas que implica su realización. Sí / No

Se han definido tareas de gestión, no vinculadas específicamente a las actividades. Sí / No

Se ha establecido un calendario para cada una de esas tareas. Sí / No

Se ha delimitado el equipo de trabajo que va a participar en el proyecto. Sí / No

Aparecen asignadas las responsabilidades de cada miembro del equipo con claridad. Sí / No

Se ha definido un sistema de seguimiento y evaluación del proceso para prever las correcciones necesarias (cumplimiento de funciones, tareas, calendario, etc.). Sí / No

Existe un cronograma en el que se vinculan las tareas con el tiempo para su ejecución. Sí / No

9. Recursos

El proyecto cuenta con una estructura organizada y un método de funcionamiento interno. Sí / No

Se ha elaborado un plan de comunicación del proyecto, que incluye el diseño de la imagen propia y un plan de difusión. Sí / No

El proyecto cuenta con un plan de relación con otros agentes: destinatarios, patrocinadores, medios de comunicación. Sí / No

El proyecto cuenta con un título definido, claro y que transmite correctamente la idea de la iniciativa. Sí / No

El proyecto tiene delimitadas las necesidades técnicas para su ejecución. Sí / No

El proyecto incluye un calendario con el uso de los recursos técnicos y personales necesarios en cada momento. Sí / No

Se prevé un plan de adquisición y acceso a las necesidades técnicas del proyecto. Sí / No

Está prevista la realización de aquellos documentos jurídicos necesarios para el desarrollo del proyecto, y hay un calendario para ello: contratos laborales, concursos, convenios con otros socios o con financiadores, acuerdos específicos con empresas, etc. Sí / No

Se ha elaborado un presupuesto global del proyecto, por partidas. Sí / No

Están definidas las fuentes de financiación del proyecto y se ha asegurado la obtención de los fondos. Sí / No

Se ha elaborado un plan de tesorería. Sí / No

Se dispone de la información necesaria en materia de legislación contable. Se conocen los mecanismos de justificación (en casos de subvenciones) y de rendición de cuentas. Sí / No

Existe un equipo de trabajo o persona responsable de los temas económicos del proyecto. Sí / No

Se ha definido un método de trabajo para el control y seguimiento de la ejecución del gasto, y de la idoneidad del mismo. Sí / No

Se han previsto alternativas para la financiación del proyecto. Sí / No

10. Evaluación

El proyecto dispone de un plan para realizar una evaluación continua y una evaluación final. Sí / No

El proyecto dispone de una metodología de evaluación. Sí / No

Se ha diseñado un programa de evaluación por fases. Sí / No

Se han diseñado indicadores para cada tipo de evaluación. Sí / No

Los indicadores reflejan realidades medibles. Sí / No

Los indicadores cuentan con fuentes para su verificación. Sí / No

Los indicadores son coherentes con los objetivos del proyecto. Sí / No

Niveles de calidad a proyectos evaluados

Cada iniciativa debe cumplir con el 90% por ciento de cada uno de los capítulos generales (A, B y C) para ser considerado un proyecto de calidad.

Los niveles de calidad pueden ajustarse también al cumplimiento de criterios básicos de evaluación, a partir del siguiente formulario.

Sostenibilidad:

¿Cuenta el proyecto con un apoyo político suficiente? ¿Se alinea con las políticas locales? Sí / No

¿La organización que debe gestionar el proyecto tiene capacidad para llevarlo adelante? Sí / No

¿Los beneficiarios se encuentran integrados en la intervención porque esta responde a sus intereses? Sí / No

¿Se ha previsto cómo se conseguirán los recursos imprescindibles para el funcionamiento y mantenimiento una vez finalice la fase de ejecución? Sí / No

Pertinencia

¿El proyecto es una respuesta adecuada al problema, necesidad o demanda que pretende cubrir? Sí / No

¿El proyecto responde a las prioridades de la entidad o institución que lo va a llevar a cabo? ¿Y de las otras entidades, en caso de existir contrapartes? ¿Y de la institución financiadora? Sí / No

¿Están bien definidos los beneficiarios del proyecto, y son un colectivo prioritario? Sí / No

¿El objetivo general es justificación suficiente para la realización del proyecto? Sí / No

Coherencia

¿Se corresponden los problemas o necesidades identificadas con los objetivos? Sí / No

¿El objetivo general indica claramente cuáles son los resultados esperados?

¿Son adecuadas las actividades para conseguir los objetivos de la intervención? Sí / No

¿Los indicadores de evaluación permiten medir el avance del objetivo que se pretende alcanzar? Sí / No

¿Las metas de los indicadores son alcanzables y realistas? Sí / No

Para la reflexión

  • Es recomendable reflexionar sobre la utilidad del autocuestionario como guión de trabajo para el diseño de un proyecto cultural. Se recomienda para ello contrastar la información con la de modelos como el que propone David Roselló en el capítulo 7.1 «Diseño de Proyectos Culturales» de este Manual.
  • Se propone una aplicación del Autocuestionario a un proyecto concreto, o al menos algunas de sus partes. A partir de su experimentación, se invita a la reflexión sobre el grado de objetividad de los resultados obtenidos.