6.15 Los observatorios culturales hoy

por Bárbara Negrón y Julieta Brodsky

El sector cultural se ha consolidado como un área central en el desarrollo de una sociedad. Desde la década de los 50, paulatinamente, se ha incorporado a las políticas gubernamentales, a la agenda política, comunicacional y a la academia, entre otros ámbitos. Sin embargo, no deja de ser un sector joven que requiere fortalecer las bases sobre las que se está construyendo. Su desarrollo implica una progresiva complejización que hace necesario mayores claridades respecto de lo que es constitutivo del mismo.

Cada vez más, es preciso contar con información de calidad, mayor análisis y estudios, además de conceptos y definiciones propias que nos permitan entender nuestro campo y sus fenómenos, mejorar las políticas que lo impactan y difundir su importancia. Ante esta necesidad han surgido en una gran diversidad de países, espacios que centralizan, sistematizan, analizan, debaten e informan respecto de las políticas y la gestión cultural. El especialista Mark Schuster, identificó, a comienzos del milenio, varias entidades que participaban de esta necesidad y las denominó «infraestructuras de información cultural» (voice) distinguiendo varias categorías:

Divisiones de estudios de los ministerios

Agencias de estadísticas nacionales e internacionales

Institutos independientes sin fines de lucro

Centro de investigación designado por el gobierno bajo una universidad

Consultoras privadas

Observatorios culturales

Redes

Programas modelos

Revistas y publicaciones periódicas

Para Schuster, el desafío estaba en promover la «ecología de la infraestructura de la información cultural», es decir, alentar la división del trabajo y una mayor definición de las funciones que cada una de estas entidades cumple dentro de un sistema, fomentando a la vez el apoyo entre si y evitando la duplicación de estos esfuerzos.

Pese a que el diagnóstico más habitual dentro de este tema es la falta de datos sobre cultura, el autor consignaba que la función más urgente no era la generación de más datos, sino la necesidad de sacar el mayor provecho de los mismos, puesto que en la mayoría de los países ya se recolecta una gran cantidad de información sobre arte y cultura (voice), sin que se esta se analice, explore, interprete y debata suficientemente: «El volumen de fuentes de datos disponibles solo tenderá a crecer (…) consecuentemente, habrá una necesidad de mediación de los datos (…) el ímpetu detrás de los observatorios culturales, y detrás del mismo programa de cultura y comunicación del Instituto de Estadísticas de la Unesco, parece haber sido inspirado por esta necesidad de mediación de los datos» (voice).

Schuster ya en esa época se sorprendía de la rapidez con la que este tipo de instituciones había proliferado, expansión que no parece haberse detenido. Lo visualizado por hace más de una década, parece condecirse con la prevalencia y diversidad de este tipo de instituciones, sobre todo en Europa y América Latina (voice).

Para Cristina Ortega y Roberto San Salvador, de los pocos autores que han investigado el fenómeno de los observatorios culturales, ellos deben entenderse en el contexto de «una sociedad en que la información y el conocimiento se erigen como los principales motores del desarrollo político, social, cultural y económico de un país; y adquieren [los observatorios] un papel esencial en la toma de decisiones en el diseño y evaluación de las políticas» (voice).

El presente artículo intentará caracterizar estas entidades cuyo papel parece cada vez más central para las políticas culturales e indagará en sus desafíos más evidentes. Para ello, se realizó una pesquisa a través de Internet que arrojó un total de 42 observatorios culturales (voice). La búsqueda se centró solo en Europa y América Latina para acotar mejor el territorio observado. Los datos encontrados fueron cotejados a su vez con otros listados tales como el que se incluye en el artículo de Cristina Ortega y Roberto San Salvador del Valle (2010); el que pone a disposición la Revista Digital de Gestión Cultural de México (voice) y el que se encuentra en el sitio web de la OEI (voice).

Tabla Nº1: Observatorios culturales por continente

Tabla observatorios culturales por continente

Fuente: elaboración propia

Observatorios Culturales: definiciones provisorias.

En palabras de Schuster: «un observatorio es una caja de sorpresas que se puede llenar con todo tipo de expectativas». Se trataría de una expresión más amplia y moldeable que otorga una gran flexibilidad y acoge distinto tipo de proyectos. La ductilidad del concepto permite que dentro de ese formato se integre una gran cantidad de servicios e instrumentos y, por ende, se conformen distintas identidades bajo el mismo nombre. Esto se puede entender si consideramos la complejidad del sector que se proponen observar y la enorme variedad de situaciones existentes según cada territorio o país.

Aunque su definición es difusa y existe mucha variedad dentro de este tipo de infraestructura de la información, es posible establecer como punto común de los observatorios su énfasis en el monitoreo, centralización y difusión de la información, sin una pretensión de control o juicio sobre el sector. Es un espacio menos tradicional y condicionado por las reglas que los centros de estudio, permitiendo la negociación e interactividad. Otro punto parece ser la intención de aportar al proceso de toma de decisiones respecto al desarrollo cultural.

Como se indicó, los observatorios culturales suelen ser mediadores en el proceso de dar datos e información relevante para la generación de políticas. No necesariamente son espacios donde se producen datos, siendo su aporte más claro el de propiciar el debate y difundir la información. La mayoría funciona como agentes de posicionamiento y difusión de la temática cultural. Esto no deja de ser importante, puesto que las políticas culturales siguen teniendo una presencia relativamente marginal respecto de otros ámbitos del desarrollo social.

Para Cristina Ortega y Roberto San Salvador, la tarea principal de los observatorios es «facilitar la transferencia y acceso a la información y conocimiento en cultural con el fin de: fomentar el debate, promover el diálogo, contribuir a la reflexión y estimular la creación de pensamiento; facilitar la investigación; mejorar el proceso de toma de decisión; y servir de apoyo a las políticas culturales» (voice)?. Para los autores, estas entidades también pueden cumplir otras funciones más activas en relación al sector cultural: ?(voice) «con acciones que comprenden la presentación de propuestas o recomendaciones, el desarrollo de estudios de consultoría, la elaboración de estrategias y programas de intervención».

Como es esperable, cada observatorio cumple una función distinta según la densidad de la infraestructura de la información existente en su país. Los instrumentos y recursos de los que dispone cada entidad difieren en función de si existen o no entidades encargadas de generar datos; de las relaciones que construyan con el aparato público o de los medios de difusión existentes. Por ejemplo, si un país cuenta con suficientes datos públicos, periódicos y confiables sobre el sector, emitidos por una agencia estatal (en la mayoría de los países recibe el nombre de Instituto Nacional de Estadísticas) los observatorios pueden enfocarse en analizar estos datos y difundirlos.

Análisis general de los observatorios identificados

Como dijimos, hay una gran diversidad de observatorios culturales, cuyas diferencias principales dicen relación con el territorio que abarcan, los temas que tratan, las herramientas que usan y, de manera especial, la dependencia institucional.

Entre los 42 observatorios estudiados, encontramos los que delimitan su acción a un país (estos son la mayoría) o a una provincia, hasta los que abarcan un territorio más amplio cubriendo varios países.

Por ejemplo, en España muchos de estas entidades enmarcan su trabajo en las comunidades autónomas, como es el caso del Observatorio Aragonés del Arte Público; el Observatorio Políticas Culturales de la Universidad de Castilla la Mancha; y Vigía, Observatorio Cultural de la Provincia de Cádiz, entre otros. En la misma línea, está el Osservatorio Culturale del Piemonte en Italia y el Observatorio de Industrias Creativas, OIC, de Buenos Aires, Argentina.

Otro tipo de observatorios acota su mirada sobre un área o disciplina particular del sector cultural, aunque abarque un territorio mayor. Este es el caso del European Audiovisual Observatory, que tal como lo dice su nombre su objeto de análisis es la industria audiovisual pero el territorio se extienda a todos los países del viejo continente. Algo similar ocurre con el Observatorio Iberamericano del Derecho de Autor. En tanto en Chile, se creó recientemente el Observatorio del Libro y la Lectura, dedicado a ese ámbito específico.

Otro grupo evidente lo componen aquellas instituciones que se acotan a un territorio nacional y son transversales en relación a las áreas del sector cultural que miran. Aquí se adscriben, por ejemplo, L’Observatoire del Politiques Culturelles, en Francia; el Observatorio das actividades culturais, de Portugal y el Observatorio de Políticas Culturales, OPC, de Chile.

Una distinción interesante surge cuando se mira la dependencia de estas entidades, que en general determina o, al menos, influye en su financiamiento. En este punto nos detendremos puesto que esto puede determinar la función de monitoreo, análisis y debate, característica de los observatorios.

Si observamos la tabla a continuación, veremos que la mayoría de los observatorios encontrados se dividen en 6 tipos de acuerdo a su dependencia, pero son 3 los grupos mayoritarios. Por una parte están los gubernamentales, que son creados al interior de una agencia estatal, ya sea de carácter nacional o regional, su financiamiento por tanto es público. A esta categoría se le pueden sumar aquellas iniciativas con carácter intergubernamental.

 

Otro gran grupo son los creados al alero de una universidad, ya sea pública o privada. El último conjunto lo conforman los observatorios privados, dependientes de alguna institución mayor o no. Estos últimos, los independientes, representan el mayor porcentaje (26,2%).

En la tabla a continuación vemos el detalle de las categorías de acuerdo a la dependencia.

Tabla Nº2: Observatorios por dependencia institucional

Fuente: elaboración propia

Gubernamentales

Los observatorios de carácter gubernamental pesquisados son 9 en total y corresponden al 21,4% del total catastrado. Junto a los de tipo «público universitario» son la segunda categoría más numerosa del catastro después de los privados-independientes.

En este ámbito podemos encontrar dos subcategorías principales: aquellos que nacen al alero de la institucionalidad cultural de un país, como un Ministerio de Cultura o un Consejo de la Cultura; y los que pertenecen a gobiernos locales (provinciales, autonómicos, regionales, etc.) y se enfocan en el estudio de la cultura en un territorio específico.

En la primera subcategoría se encuentra el Observatorio de Cultura y Economía del Ministerio de Cultura de Colombia; el Observatorio Cultural del Consejo de la Cultura y las Artes de Chile; el Observatorio das Actividades Culturais de Portugal; el Observatorio para la Investigación en Conservación del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España y el Russian Institute for Cultural Research.

En general estas entidades procesan, ponen en valor y difunden, los datos generados en los Instituto Nacionales de Estadísticas de cada gobierno. Por la naturaleza de su dependencia no tienden a cumplir una función de control o evaluación de las políticas culturales públicas.

En cuanto a la segunda subcategoría, se pudo identificar al Observatorio de Culturas dependiente de la Secretaría de la Cultura, Recreación y Deportes de Bogotá; el Observatorio de las Industrias Creativas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; el Observatorio Vasco de la Cultura del Gobierno Vasco y el Observatorio da Cultura Galega del Consejo de la Cultura Gallega.

A continuación el detalle de cada uno:

Observatorio de las Industrias Creativas, OIC

http://www.buenosaires.gob.ar/oic

El OIC es una unidad de estudios que depende del Ministerio de Desarrollo Económico del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, se aboca a la obtención, elaboración y difusión de información sobre las industrias creativas de la ciudad.

Observatorio Vasco de la Cultura, OVC

http://www.kultura.ejgv.euskadi.eus/r46-19123/es/contenidos/informacion/keb_behatokia/es_behatoki/aurkezpena.html

Organismo dedicado a la ordenación, validación y generación de información sobre el ámbito cultural vasco.

Observatorio das Actividades Culturais de Portugal, OAC

http://www.oac.pt/

Su tarea principal es producir y difundir información de manera sistemática y regular de temas actuales en el área de actividades culturales.

Observatorio de Cultura y Economía del Ministerio de Cultura de Colombia, OC

http://www.culturarecreacionydeporte.gov.co/observatorio/index.html

Oficina de apoyo de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte. Su objetivo principal, es generar conocimiento sobre la ciudad, útil para la formulación, seguimiento y diseño de políticas públicas.

Observatorio Cultural del Consejo de la Cultura y las Artes, CNCA, de Chile

http://observatoriocultural.gob.cl/

Pertenece al Departamento de Estudios de la institucionalidad cultural chilena. Se concreta en la figura de una revista virtual, donde se analizan datos producidos por el CNCA y se ponen en debate.

Observatorio Cultura y economía, OCE

http://culturayeconomia.org/

El OCE es una entidad dependiente del Ministerio de Cultura de Colombia, que genera, diseña y difunde información e instrumentos de análisis que permita a los actores públicos y privados del sector cultural mejorar la toma de decisiones.

Observatorio para la Investigación en Conservación del Ministerio de Educación Cultura y Deporte de España

http://www.investigacionenconservacion.es/

Su objetivo principal es fomentar la participación conjunta de investigadores en proyectos de los planes nacionales y europeos, y promover la transferencia de conocimientos entre instituciones e investigadores.

Observatorio da cultura galega

http://observatorio.consellodacultura.org/temas

Depende del Consello da Cultura Galega y tiene como objetivo fundamental procesar la información sobre cultura.

Instituto para la Investigación Cultural de Rusia, RICR

http://www.riku.ru/

Institución pública que trabaja en documentación, investigación, debate e información, abarcando investigación cultural europea, nacional, regional y urbana en estudios culturales.

Intergubernamentales

Se identificaron 3 observatorios que se podrían clasificar como intergubernamentales en el sentido de que surgen al alero de una organización que reúne a distintos Estados o países e intenta abarcarlos en su mirada. Estos corresponden a:

Observatorio Interamericano de Políticas Culturales, OIPC.

http://www.oas.org/oipc/espanol/cpo_obse_bienvenida.asp

Entidad intergubernamental entre países de las Américas. Entre sus principales funciones destaca el facilitar el intercambio de información sobre políticas culturales y el establecimiento de redes, la creación de indicadores y la investigación sobre el sector cultural.

European Audiovisual Observatory, EAO

http://www.obs.coe.int/

Entidad intergubernamental integrada por 36 estados europeos con sede en Francia. Su principal misión es la transmisión de información y la promoción de la transparencia en el mercado audiovisual.

Observatorio Iberoamericano de Cultura, OIBC

http://www.oibcult.org/web/index.php

Entidad con sede en Argentina cuya principal función es avanzar en la construcción de un sistema compartido de medición y evaluación cultural.

Públicos – Universitarios

Una cantidad importante de los observatorios culturales que existen surgen dentro de universidades, especialmente de las públicas. De hecho, uno de los primeros y más antiguos observatorios, el de Grenoble, nace en el interior de una casa de estudios. La pertenencia a una universidad puede suponer una buena combinación de estabilidad económica, por formar parte de una institución mayor, y de independencia con respecto del Estado, lo que en teoría permitiría una visión más autónoma de las políticas públicas.

En el catastro se identificaron 10 centros de este tipo, los que representan el 23,8% del total de observatorios catastrados. Entre ellos se encuentran:

L’Observatoire del Politiques Culturelles, OPC

http://www.observatoire-culture.net/

Organismo francés con asiento en la Universidad Pierre Mendès France, de Grenoble. Su misión es acompañar la descentralización y la desconcentración de las políticas culturales y reflexionar sobre el desarrollo y la ordenación cultural del territorio.

Observatorio Cultural en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, OC

http://web.econ.uba.ar/WAppFCE01/CrudBoxContainer01?Function=getXhtml&boxContainerPOID=2342

Se describe como  un centro de investigación especializado, cuya misión es contribuir a la profesionalización del ámbito cultural mediante la promoción de la investigación. Pertenece a la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires.

Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya

http://www.observatorioatalaya.es/es/

A diferencia de los demás, este observatorio involucra a varias universidades. Se trata de iniciativa que nace al interior del Proyecto Atalaya que reúne a una red de universidades andaluzas.

Observatorio del libro y la lectura

http://www.uchile.cl/observatorio-libro

Iniciativa de la Universidad de Chile y la Cámara Chilena del Libro. Su objetivo es promover acciones de estudio, evaluación, análisis, sistematización y socialización de la situación del sector del libro y la lectura en Chile.

Observatorio de Políticas Culturales de la Facultad de Antropología de la UV (Universidad de Veracruz)

http://www.uv.mx/opc/

Espacio dedicado a la reflexión, estudio y propuestas de intervención en las políticas culturales.

Observatorio Políticas Culturales UAM (Universidad Autónoma de México)

http://www.uv.mx/opc/ (web en construcción)

Su función es generar información y conocimiento que permita incidir en la toma de decisiones y en el análisis de las políticas culturales de la Ciudad de México.

Centre for cultural policy research, CCPR

http://www.gla.ac.uk/schools/cca/research/ccpr/

Con dependencia de la Universidad de Glasgow, la misión de CCPR es investigar y contribuir al debate público en el ámbito de las políticas culturales y la comunicación en Escocia, UK, EU y a nivel global.

SweCult – Swedish Cultural Policy Research Observatory

http://www.eenc.info/fr/organisation/swecult-swedish-cultural-policy-research-observatory-2/

Observatorio de Linköping University en Suecia, tiene como principal función investigar en políticas culturales, servir de nodo para la investigación e información relacionada con ellas, promover la cooperación entre investigadores y otros actores del marco cultural sueco y actuar como contraparte para establecer redes internacionales.

Vigía. Observatorio Cultural de la Provincia de Cádiz

https://tavira.uca.es/tavira/vigia/informacion.do

El Observatorio de la Universidad de Cádiz es un proyecto de apoyo al desarrollo cultural territorial.

Observatorio políticas culturales Universidad de Castilla la Mancha

http://www.observatoriocultural.org/

Creado por la Universidad de Castilla-La Mancha y la Diputación Provincial de Cuenca, sus funciones son el análisis, investigación, formación e información para entender las tendencias en políticas culturales.

Públicos-Privados

En algunos casos los observatorios surgen de alianzas entre el sector público y el privado, aunque estos no son muy comunes. Dentro del catastro se identificaron solo 2 de este tipo:

Osservatorio Culturale del Piemonte, OCP

http://www.ocp.piemonte.it/

Entidad de capital público y privado que persigue, sistematizar las principales variables del sector cultural y profundizar en los aspectos cualitativos de los fenómenos culturales.

Foundation for Cultural Policy Research, CUPORE

http://www.cupore.fi/index_en.php

Fórum de debate sobre las políticas culturales tanto en Finlandia cómo en el resto del mundo. Dentro de sus objetivos está la investigación, la sistematización y la difusión de información del sector cultural.

Privados – Dependientes

También ocurre que los observatorios nacen desde entidades del sector privado o de la sociedad civil, de la que dependen administrativa y financieramente. En esta categoría encontramos 7 instituciones equivalentes al 16,7% del total. En este caso se puede suponer que lo observado está en la línea de los intereses y las necesidades de las instituciones de las que dependen.

Este es el caso, en América Latina, del Observatorio del Caribe Colombiano que pertenece a la Cámara de Comercio de Cartagena; del Observatorio Itaú Cultural del Instituto Itaú Cultural de Brasil; y del Observatorio Iberoamericano del Derecho de Autor, ODAI que nace desde una asociación entre el CERLALC y la SGAE.

En Europa también existen 5 de este tipo, que son el Lab for Culture de la European Cultural Fundation; The Budapest Observatory de la Foundation for the East-Central European Cultural Observatory; el Observatorio de la Cultura de la Fundación Contemporánea de España y el Observatorio de la Cultura y la Comunicación de la Fundación Alternativas (España).

Observatorio del Caribe Colombiano, OCC

http://www.ocaribe.org/

Entidad con sede en Colombia y dependiente de la Cámara de Comercio de Cartagena. Su propósito es el estudio, la reflexión y la divulgación del conocimiento sobre la realidad del Caribe colombiano.

Labforculture

http://www.labforculture.org/es

Organización europea del European Cultural Foundation, con sede en Holanda que tiene como finalidad principal, garantizar el acceso a una información actualizada del sector cultural, así como facilitar la colaboración y propiciar una experimentación con las tecnologías en línea.

The Budapest Observatory, BO

http://www.budobs.org/

Entidad sin ánimo de lucro dependiente de la Fundación para el Observatorio Cultural de los Países de Europa Central y del Este. Sus principales objetivos son recoger y facilitar la información relativa a las condiciones financieras, legislativas, políticas y gubernamentales de la vida cultural y las actividades, productos y organizaciones culturales en los países situados entre el mar Báltico y el Adriático.

Observatório Itaú Cultural

http://novo.itaucultural.org.br/

Observatorio creado en el 2006, dependiente de Itaú Cultural. Su programa incluye el estudio y debate de temas culturales, así como, estimular la reflexión y el análisis de los indicadores nacionales.

Observatorio Iberamericano del Derecho de Autor, ODAI

http://odai.org/

El ODAI, organismo dependiente de CERLAC – SGAE, monitorea la situación jurídica y el impacto económico del derecho de autor y los derechos conexos en la región iberoamericana.

Observatorio de la Cultura. Fundación Contemporánea, FC

http://www.fundacioncontemporanea.com/

El Observatorio de la Cultura, con sede en España, es un espacio para el intercambio y recolección de información, reflexión y análisis sobre la cultura nacional e internacional.

El Observatorio de la Cultura y la Comunicación, OCC-FA. Fundación Alternativas.

http://www.falternativas.org/occ-fa

Centro de estudios, debate y propuestas sobre las transformaciones actuales de la cultura y la comunicación, y de las políticas públicas que atañen a ambos campos.

Privados Independientes

Por último, los observatorios que surgen desde el ámbito privado y no dependen de ninguna institución específica son los más numerosos, sobre todo en el ámbito europeo. Según el catastro realizado estos suman 11 y representan el 26,2% de los registros.

Cinco de ellos se encuentran en América Latina y los 6 restantes se encuentran en Europa:

Observatorio Andaluz para la Economía de la Cultura y el Desarrollo, OIKOS

http://www.oikos.org.es/

Entidad que nace con el objetivo de compartir y promover un foro abierto a la expresión de las ideas, la participación y la creatividad, como contribución independiente al progreso de Andalucía.

Interarts

http://www.interarts.net/es/

Sus objetivos son asesorar en el diseño de políticas culturales, contribuir a los procesos de desarrollo desde el sector cultural y facilitar la transferencia de conocimiento e información en el campo de la cultura

Observatoire des mutations des industries culturelles, OMIC

http://www.observatoire-omic.org/

Entidad independiente cuya finalidad pasa por favorecer los intercambios entre enfoques de diversos orígenes científicos con las mutaciones en las industrias de la cultura y la comunicación.

Observatorio de la Diversidad Cultural, ODC

http://www.observatoriodadiversidade.org.br/

Organismo no-gubernamental de desarrollo de programas de colaboración entorno a la gestión cultural. Produce información y conocimiento, genera experiencias y experimenta con el objetivo de proteger y promover la diversidad cultural.

Relais Culture Europe

http://www.relais-culture-europe.eu/

Creado en 1998 como estructura de apoyo a la información, acción y reflexión europea de actores culturales, creativos y medios de comunicación.

Observatorio de Políticas Culturales, OPC

http://www.observatoriopoliticasculturales.cl/

EL OPC, con sede en Santiago de Chile, es un espacio de investigación, análisis, formación y debate del sector cultural. Pone especial énfasis en la acción del Estado en cultura.

Observa Cultura, OC

http://observacultura.org.mx/

Asociación civil orientada al derecho a la cultura. Se plantea colaborar en la construcción de políticas culturales.

Observatorio iberoamericano de cultura y desarrollo social, OICyDS

http://www.culturaydesarrollo.org.ar/1.ob_nosotros_a.html

Ubicada en Argentina, esta entidad se dedica a promover la investigación, la documentación y la difusión de información especializada sobre el sector cultural.

The österreichische kulturdokumentation – internationales archiv für kulturanalysen

http://www.kulturdokumentation.org/eversion/indexframe.html

Centro de investigación y documentación cultural con sede en Austria. La institución documenta, analiza y publica información nacional, europea e internacional, en materia de desarrollo cultural, políticas culturales e investigaciones del sector.

Observatorio Aragonés del Arte Público, OAAEP

http://www.unizar.es/oaaep/

El Observatorio Aragonés del Arte Público es un grupo interdisciplinario de investigadores que estudian el impacto público de una amplia variedad de manifestaciones artísticas.

Observatorio Ecuatoriano de gestión y políticas culturales, OEGPC

http://oegpc.flacsoandes.org/

Su propósito es el seguimiento y una evaluación de la gestión cultural, de la aplicación de la legislación vigente y del ejercicio de los derechos culturales en Ecuador, a su vez, actúa como asesor y organiza espacios de reflexión y dialogo intercultural.

La proliferación de los observatorios que divisó Schuster, no se ha detenido. Ellos están jugando un rol destacado en el desarrollo de las políticas culturales y se consolidan como una figura privilegiada, tanto por los Estados como por la sociedad civil, a la hora de crear un espacio que estudie y promueva el debate sobre el sector.

La diversidad que muestran respecto de los lugares de los que dependen, el área que observan, las herramientas que usan y el territorio que cubren, parece ser más una ventaja propia de la flexibilidad que el mismo concepto de observatorio se permite. El punto común se ve en el papel de mediador que de alguna manera comparten. Como dijimos, en general no tienden a levantar data, pero si a procesarla, analizarla y la mayoría cuenta con medios propios, ya sea virtuales o físicos, para promover y debatir los temas que analizan.

Sin embargo, esta diversidad no parece ser una riqueza suficientemente compartida. Durante el análisis no se observaron proyectos conjuntos o lazos entre los observatorios. Un desafió interesante, podría estar en promover un mayor traspaso de metodologías e instrumentos de monitoreo. Podría ser muy positivo, sobre todo de aquellos modelos que han probado ser exitosos como aporte a las políticas culturales. Para ello, la estandarización y comparabilidad de los datos es imprescindible. El hecho de estandarizar la información que se entrega, o al menos algunos de los instrumentos con los que se cuenta, podría ser un aporte fundamental para la política cultural pública, ya que permitiría generar estudios comparados e identificar de mejor manera buenas prácticas de los estados en desarrollo cultural.

Bibliografía

Las políticas y las legislaciones culturales: los observatorios de políticas culturales [en línea]. En: Agenda Iberoamericana de la Cultura: antecedentes y perspectivas de la cooperación cultural en Iberoamérica. OEI, 2002. Disponible en: http://www.oei.es/agendacultural/politicas4.htm  

ORTEGA, Cristina; SAN SALVADOR DEL VALLE, Roberto. «Nuevos retos de los observatorios culturales» [en línea]. En: GC: Boletín Gestión Cultural, n. 19, en. 2010. 15 p. ISSN 1697-073X. Disponible en:

http://www.gestioncultural.org/boletin/files/bgc19-COrtegaRSansalvador.pdf

SCHUSTER, J. Mark. «Informing Cultural Policy: data, statistic and meaning» [en línea]. En: International Symposium on Cultural Statistics. Canadá: UNESCO Institute for Statistics, Observatoire de la culture et des communications du Québec, 2002. 25 p.  Disponible en: http://www.culturalpolicies.net/web/files/74/en/Schuster.pdf