8.1 Nociones económicas básicas para gestores culturales

Por Elena Luque

Si hemos llegado a este tipo de conclusión donde el binomio cultura-economía las hace a ambas más fuertes y las enriquece, planteamos, a modo de reflexión, las siguientes preguntas: ¿Es necesaria una formación económica y empresarial básica en la industria cultural? ¿Sabemos valorar de manera adecuada la potencialidad económica de la industria cultural en nuestra sociedad? En los foros académicos, ¿se da un enfoque realista y sostenible a los profesionales que se forman en los diferentes ámbitos de la Cultura? ¿Está bien defendido y valorado el concepto de profesional de la cultura?

Todas estas preguntas podrían y deberían abrir debates profundos acerca de conceptos y realidades que a día de hoy marcan el devenir de la industria cultural en la economía andaluza y española.